Ren Zhengfei, CEO y fundador de Huawei advertía que “el Gobierno de los EEUU nos ha subestimado, estamos totalmente preparados”. Se desconoce el impacto que tendrá durante los próximos años esta maniobra comercial, que podría acabar en cualquier momento, pero ahora es una de las mayores agencia de calificación de riesgos la que ha alertado a los EE.UU sobre las consecuencias de un bloqueo a Huawei a largo plazo.

Según describe ZDnet, Standard & Poor’s (S&P) ha advertido que el bloqueo podría forzar a China a potenciar su departamento tecnológico y reducir su dependencia de suministradores externos. “En este caso, esto podría aumentar la competencia en el sector de la tecnología y potencialmente disminuir las perspectivas de crecimiento a largo plazo de las empresas de tecnología estadounidenses”.

Consecuencias “manejables” a corto plazo, pero decisivas con el paso del tiempo

Empresas como Micron, Qorvo o Lumentum generan aproximadamente el 15% de sus ingresos directamente de Huawei, mientras que otros fabricantes como Qualcomm también se ven afectados entre un 5 y un 10% con el caso Huawei, pese a que por ejemplo el fabricante chino no utiliza directamente sus procesadores para móviles. Según S&P, son precisamente las empresas de semiconductores las que se verán más afectadas por el bloqueo a Huawei.

Suministros El número de empresas norteamericanas que suministran a Huawei no está muy alejado del número de empresas chinas. Datos de Goldman Sachs.

S&P es más cautelosa con el impacto que tendrá en las telecomunicaciones. “Incluso si Huawei lidera el 5G, creemos que los proveedores europeos y asiáticos se están poniendo al día, y por lo tanto somos cautelosos sobre la medida en que Huawei pueda tener una ventaja en costes”.

“Debido a la adopción más lenta de la tecnología de consumo y las perspectivas más débiles en telefonía fija, creemos que el despliegue de 5G en Europa se retrasará en Asia-Pacífico y EE.UU., lo que significa que esperamos que los despliegues se desarrollen a un ritmo moderado hasta que surjan casos de uso monetizables”, explica el informe de la agencia de riesgos. “Esto debería ayudar a minimizar los costes y retrasos derivados de las restricciones a Huawei. Los gobiernos europeos todavía están debatiendo las prohibiciones de Huawei.”

Para Mark Habib, analista de créditos globales de S&P, las consecuencias a largo plazo sí serían decisivas:

“Aunque creemos que las consecuencias a corto plazo para las empresas de tecnología y telecomunicaciones son manejables, los riesgos a largo plazo, particularmente para la tecnología, podrían ser decisivos.

La agencia informa que todavía no ha tomado ninguna decisión sobre los ratings de las empresas afectadas por la decisión y en este sentido espera que haya novedades respecto al posible veto de Huawei entre las negociaciones de los EEUU y China que se están manteniendo.

Imagen | Jumun 2019